Así de grave debe estar México: AMLO cambia tono frente al COVID y llama a quedarse en casa

CIUDAD DE MÉXICO, 01DICIEMBRE2020.- Andrés Manuel López Obrador, Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, ofreció su segundo informe de Gobierno, en Palacio Nacional. Lo compañaron una pequeña comitiva integrantes de su gabinete, empresario, y representantes del poder judicial y legislativo.  FOTO: GRACIELA LÓPEZ/CUARTOSCURO.COM
Andrés Manuel López Obrador, Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, ofreció su segundo informe de Gobierno, en Palacio Nacional. Lo acompaño una pequeña comitiva de integrantes de su gabinete, empresarios, representantes del poder judicial y legislativo.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, insistió a los residentes de Ciudad de México a evitar reuniones y quedarse en casa después de que la Organización Mundial de la Salud solicitara a México que se tome la pandemia más en serio.

“Estoy haciendo un nuevo llamado para que todos actuemos de manera responsable este mes de diciembre”, dijo el líder durante una conferencia de prensa el viernes por la mañana después de que la tasa de ocupación de los hospitales en la capital aumentara de 50% a principios de noviembre a 69% al comienzo de este mes.

Nota original: Yahoo finanzas Justin Villamil https://es-us.finanzas.yahoo.com/news/amlo-cambia-tono-frente-covid-195438340.html

La advertencia marca un cambio en el tono del presidente mexicano. López Obrador fue lento en ordenar medidas de confinamiento y tardó poco en flexibilizarlas, y ha enfatizado constantemente que se opone a los mandatos de cualquier tipo, diciendo que la libertad es primordial. La reacción tardía provocó la condena de la OMS, que el 30 de noviembre dijo que “México está en mal estado” después de que la semana previa se observara un aumento del 25% en el número de muertes, e instó al país a “ser muy serio” sobre su respuesta.

Si bien el presidente cambió de tono para activar las alarmas en la capital, repitió que no restringiría la libertad de las personas, prefiriendo confiar en que hagan lo correcto: “Mientras no tengamos la vacuna, lo mejor, lo más efectivo que podemos hacer, es cuidarnos”.

Más de 100.000 residentes en México han muerto desde que comenzó la pandemia de coronavirus, el cuarto peor recuento de muertes en el mundo, y las últimas cifras de hospitalizaciones y muertes indican que un nuevo aumento está en curso.

Ciudad de México se apresura a potenciar las pruebas para evitar un confinamiento antes de las fiestas de fin de año y la alcaldesa, Claudia Sheinbaum, dijo el viernes que está reduciendo las operaciones del Gobierno y llamando a las empresas a volver al trabajo remoto. Señaló que la ciudad permanecerá en alerta naranja, que es la segunda más alta en el sistema de alertas de covid de México, pero que se está acercando a una señal de código rojo, lo que requeriría que las empresas esenciales cierren.

El jueves, el número de casos confirmados en el país subió a 1,14 millones y las muertes alcanzaron las 108.173.

Ni fiestas ni regalos: autoridades México piden limitar festejos Navidad por COVID-19

CIUDAD DE MÉXICO, 4 dic (Reuters) – Los habitantes de la populosa capital mexicana fueron instados el viernes a abstenerse de reunirse con sus seres queridos, ni comprar regalos, durante las venideras festividades navideñas ante el repunte de casos de COVID-19 en el país.

El presidente Andrés Manuel López Obrador presentó un decálogo de sugerencias para que los nueve millones de habitantes de Ciudad de México se mantengan en casa para evitar los crecientes contagios y anunció un refuerzo de la respuesta sanitaria gubernamental frente a la pandemia, que calificó como una “pesadilla”.

Sin embargo, recalcó que se trata de una convocatoria “respetuosa” y no de coerción, al descartar nuevamente que se imponga toque de queda en la capital, que acumula casi 220,000 contagios y cerca de 18,000 muertes asociadas al coronavirus de los 1,144,643 infectados y 108,173 fallecidos a nivel nacional.

“Si no tenemos nada verdaderamente importante que hacer no salgamos a la calle”, afirmó, para luego aclarar que son los ciudadanos quienes deben restringir ellos mismos sus actividades. “Nada de prohibir (…) Que de manera libre, voluntaria, cada quien se cuide y decida qué hacer”.

Entre los planteamientos, López Obrador pidió a los ciudadanos comunicarse con sus familiares por teléfono o videollamada y “que no se reciban muchas visitas” en los hogares. “Dejemos los regalos de Navidad para otro momento. Recuerda, regala afecto, cariño, amor, no lo compres”, agregó.

El mandatario anunció un aumento del número de camas, equipo y personal médico en la capital, que forma una mancha urbana de más de 20 millones de habitantes, con su área metropolitana. Horas después, la alcaldesa, Claudia Sheinbaum, informó que la urbe dispondrá de 600 nuevas camas para atender a los enfermos.

Según dijo Sheinbaum a periodistas, la situación en la metrópolis es “difícil”, al haber llegado la ocupación hospitalaria por COVID-1 al 56% el 3 de diciembre desde el 52% el 27 de noviembre. “Otra vez es tiempo de quedarnos en casa, seamos todos responsables”, dijo.

La funcionaria anunció dos medidas complementarias a las planteadas por el gobernante, del mismo partido: la reducción “al mínimo” desde el lunes de la operación de la administración capitalina y regresar al trabajo remoto en las empresas que habían vuelto a enviar a sus empleados a las oficinas.

Aunque Sheinbaum sí subrayó la importancia del uso de cubrebocas, no aparece en el decálogo del mandatario, que ha sido cuestionado por usarlo muy poco en público, mientras la Organización Mundial de la Salud (OMS) pedía el lunes a los líderes del país dar “ejemplo” a la población.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.